Es necesario tener momentos de soledad

Un momento de silencio. Un baño demorado. Algunas horas para cuidarse. Algunos minutos de introspección. ¿Quién nunca sintió la necesidad de eso? ¿Quién nunca se hizo compañía a sí mismo, para pensar en la vida, evaluar situaciones?

El psicólogo Wilson Montiel explica que esa voluntad tiene un motivo para ser así. “La persona puede estar en un momento en que se siente sofocada, por la familia, por el trabajo, por la prisa del día a día, lidiando con grandes expectativas a su respecto, y todo eso crea una ansiedad. Por eso sentimos la necesidad de detenernos a pensar, para administrar nuestro yo, verificar lo que nos está sofocando, nuestros propios límites que estamos sobrepasando.”

Para él, es necesario tener momentos para respirar afuera de todo lo cotidiano. “Y eso puede suceder incluso viviendo con otras personas, teniendo una relación conyugal. Es cuando, por ejemplo, la esposa le pide al marido que se quede con sus hijos para encontrarse con sus amigas, o pasar una tarde haciéndose las uñas, arreglándose el cabello. Es necesario que cada uno tenga ese momento para quedarse solo.”

Nada al extremo

Sin embargo, la falta de madurez de la persona puede llevarla a una soledad al extremo. “Es el caso de los que salen a comprar pan y no vuelven más , cuando vuelven, están con una crisis existencial. Eso sucede porque la persona fue aceptando todo, de todos, y necesitó dar un grito de socorro, tomando la actitud drástica de desaparecer”, aclara Montiel.

Ese es un indicio de que la persona pasó los límites de la soledad normal hacia una actitud patológica. “El individuo que es maduro logra lidiar con la soledad y la convivencia, creando momentos para quedarse solo. Logra hablar de sus deseos y lidiar con las diferencias y eso lo hace una persona apta y más libre.”

Tener ese momento de soledad con equilibrio es un gran paso hacia la madurez. “No somos hechos solamente de virtudes, también tenemos defectos, por eso, es importante conocer nuestros límites y saber dónde nos estamos equivocando. Solo es capaz de amar a otra persona quien es capaz de estar solo”, finaliza.