¿Y si se pone en el lugar del otro?

 

Amar incluye pensar cómo hacer que la vida de su pareja sea mejor. Para eso, debe ponerse en el lugar de la otra persona e imaginar lo que le está pasando.

Pregúntese, “¿Cómo me gustaría que me trataran si estuviera en su lugar?”

Si hubiese trabajado todo el día en casa, además de tener que cuidar a los niños ¿Cómo le gustaría que lo trate su pareja?

¿No le gustaría que le dieran una mano con los trabajos más pesados?

Entonces, si llega a su casa de noche, exhausto física y mentalmente ¿Qué tipo de recepción le gustaría? Entonces, piense en cómo contribuir para hacer más sencilla la vida de su pareja y tome la iniciativa. Piense que las actitudes valen más que las flores y que los viajes a lugares exóticos.