No la soporto

Creer que es normal que alguien le caiga mal, que es natural no soportar a una persona y que no quiera siquiera oír hablar de ella; es una clara señal de que el problema es de una y no de la otra persona.

La psicoterapeuta y life coach Eliana Barbosa explica que una persona antipática no acepta la propia realidad. Es perfeccionista y no acepta a los otros como son. Para ellas, es un placer interferir en la vida ajena, dictando reglas que cree que son las mejores.

Esa persona no acepta perder, no admite opiniones contrarias y tiene mucha facilidad para enojarse.

El sexto video de la señora Cristiane Cardoso, aborda el asunto: “Quien dice que evita hablar para no verle la cara a determinada persona, en verdad, dentro de sí nutre un sentimiento maligno”, aclara.

Ella completa diciendo que, para que la mujer sea agradable, necesita sacar todo lo que tienen escondido: “Es importante ver qué hay en su interior para entender qué le pasa.

No debe tener miedo de confrontar los malos sentimientos que guarda dentro suyo. Quite de su interior todos los malos pensamientos y las ideas equivocadas sobre las personas.

Decida limpiarse y se convertirá en una persona agradable y le dará espacio al Espíritu Santo, para que viva en usted”, concluye.