“No tengo suerte en el amor”

Si usted piensa como la alumna Analí, que no tiene suerte en el amor o que nació para vivir sola/o, mire la orientación de los profesores Renato y Cristiane Cardoso, de la Escuela del Amor Responde. En esta edición, explican qué se necesita para ser realizado en la vida amorosa o para cambiar su situación amorosa.

Analí – Realmente pienso que no tengo suerte en el amor. Tengo 46 años y nunca me casé, ya tuve varias relaciones durante algunos años, tengo un hijo de 10 años, pero nunca conviví con el padre de mi hijo. Hace seis años que estoy de novia con un hombre que estuvo casado durante 27 años y tiene un pensamiento formado de no tener una nueva familia, porque no quiere tener nuevas frustraciones. Recientemente quedé desempleada, al tener un hijo y un alquiler para pagar, él me empezó a ayudar porque tiene mejor condición financiera que la mía. Me compró un departamento para que lo alquile y me pidió que firmara una declaración. Fuimos al registro, y pensé que íbamos a firmar una unión estable, algo que me hiciera sentir más segura, pero cuando recibí la declaración, se terminó cualquier tipo de intención que yo tenía en relación a nuestro futuro. Realmente no sabía qué hacer, estaba indecisa, pero igualmente firme la declaración, que afirma que nuestra relación es totalmente afectiva, sin ningún vínculo, solamente el afectivo. La declaración lo protege de cualquier tipo de intensión que yo tenga de pedirle algo. Siempre le demostré que nunca estuve con él por causa del dinero. Me sentí muy humillada y todavía estoy alterada con lo que ocurrió. Continuamos juntos, pero no sé qué hacer de acá en adelante. Les pido ayuda, porque no tengo ninguna esperanza de tener una relación como siempre soñé.

Cristiane – Analí, usted dice que nunca fue feliz en el amor, que nunca logró construir una familia, pero su problema es que usted nunca aprendió a comportarse como una mujer que desea tener una familia. No estoy aquí para criticarla, pero, como usted pidió una orientación, necesito decirle la realidad. Usted ya vivió con varios hombres y, después que les da eso que ellos quieren, usted sabe lo que estoy diciendo, no necesitan más casarse ni comprometerse. Usted ya tiene un hijo con uno y después pasó de relación en relación. Ahora, tiene 46 años y piensa que nació para ser infeliz, pero eso no es verdad. Usted no nació para ser infeliz. Simplemente no supo cómo hacer las cosas bien en el pasado para tener hoy una familia. Actualmente, está en una relación de seis años con ese hombre, que ya mostró varias veces que es bueno, es amigo, pero que no quiere tener un compromiso serio. Él ya dejó eso en claro: él terminó un matrimonio de 27 años y, ¿usted todavía quiere tener una relación con él? Usted está perdiendo su tiempo con un hombre que no quiere tener una familia. Usted no está haciendo las cosas bien y está cosechando los frutos de sus elecciones equivocadas.

Renato – Sus estándares son bajos y usted quiere un estándar alto. Es imposible plantar una naranja y sembrar banana y usted ha plantado estándares bajísimos en su relación. Pienso que en esta relación de seis años y en las otras que fueron breves, no hubo un compromiso. Los hombres que pasaron por su vida la convertirán en una figurita en sus álbumes. Uno de ellos encima le dio un hijo para criarlo sola. Analí, el problema acá no es que no tiene suerte, sino que debe hacer las cosas bien para garantizar una relación feliz.

Una relación feliz no es suerte, no está sujeta a la belleza, no está relacionada con la clase social. Una relación feliz está sujeta a actitudes inteligentes y correctas, que empiezan cuando usted eleva sus estándares. Cuando usted eleva sus estándares, atrae a personas del mismo nivel, cuando baja sus estándares atrae personas de estándares bajos. Si usted quiere atraer a alguien que quiera un compromiso serio con usted, eleve sus estándares.

Para saber más sobre cómo resolver los problemas de la vida amorosa, participe de las reuniones de la Terapia del Amor, todos los jueves a las 7;30, 3 y 7 pm, en la Universal de Almagro, Av. Duarte 29 Entrada del Barrio Chino. En cada reunión, matrimonios, novios y solteros aprenden sobre el amor inteligente y cómo desarrollar la relación de pareja.